Ir al contenido principal

Entradas

Desventaja femenina: Aquí, quejándome

Uno de los aspectos que me caracterizan es que soy como un ave enjaulada en la ciudad, sobre todo cuando estoy cerca de las tardes escarlata.
Me molesta no poder controlar mis emociones, soy víctima de las hormonas yendo de un lado a otro por mi cuerpo, estoy deprimida y no sé ni por qué. Ahora me ha dado por añorar mis viajes, tengo ganas terribles con caminar por las coloniales calles de la Puebla lluviosa a la que fue hace dos años.
El problema es que no tengo tiempo y mucho menos dinero, mi corazón está roto. Me puse a llorar hace rato, me siento triste. La ventaja es que sé de lo que se trata, pero no puedo ni concentrarme en algo en específico y de nuevo el dolor de piernas mezclado con el sueño.
Y aunque suene descarado, francamente tengo un intenso dolo de ovarios, como si me estuviesen encajando pequeños cuchillos, así se siente. Ayer estuve tan contenta pero hoy de plano no, me duele todo, quiero llorar porque me siento sola, estoy tan sensible que ni yo me aguanto.
Que env…

Mis tías de visita...

Hace unos días vinieron unas tías de visita, yo acababa de llegar del trabajo. No las había visto desde hacía tres meses, uno de esos días que no me tocó salir de casa, lo primero que dijeron esa vez fue: Ay, Josesita, ¡estás gorda!, mija, bájale a la comida, ¡hay unas pastillas muy buenas!, ¡Mary, tienes que hacerle el té de quiensabequéhierba para quitar el hambre!, ¡y también el saca manteca!, ¡ese es buenísimo! La hija de mi vecina Gloria lo tomó, y vieras que bonito cuerpo está agarrando...''

Sí, las tías son como la cerecita en el pastel en los momentos más oscuros de la vida, y mis tías no son la excepción. Ese día me la aplicaron TODO el rato, al grado que ni hambre tuve.
Pero esta última vez fue distinto, me sorprendieron con un: ¡Mary, qué bonito cuerpo está agarrando la niña!, ay, mi Josesita, ¡te estás poniendo bien bonita, mija, ay no, que bonita te ves!, ¿si le diste el té que te dije, Mary?, ¡así sí vas a conseguir un novio pronto!, ¡así luego nos vas a llegar …

Soltera en casa

¿Qué es lo típico que sucede cuando llevas más de un año sin salir con alguien? Claro, tu familia da por hecho que te has quedado para vestir santos, no importa si eres hombre o mujer, una vez que pasas de los 25 sin pareja, las alertas se encienden.
Y es que si hay algo que TODAS las familias disfrutan, claro que todas, ¡no lo nieguen!, que les encanta eso de buscarle pareja a los solteros de la casa. 
Llega un punto en el que se convierte en competencia de ver quien presenta a los mejores candidatos, en mi caso, ya hasta mi abuela y mi padre han entrado al juego de buscarme una pareja. Lejos de incomodarme, me parece tan risible la situación: mi abuela quiere que ''mejore'' la raza, su misión es encontrar a un tipo rubio y ojiazul, ¡ah! y con dinero, ¡no quiere nada!. Mi padre quiere un tipo con buen empleo, valores, familia, alguien intachable. Mi tío, sí, también le entrará al quite, busca a un militar respetable. Mi hermana se ha dedicado a mostrarme su ''…